Etiquetas

, , , , , , ,

fero1

He tardado una semana desde que asistiera a la conferencia que Fundación FERO organizó con la ponencia del Dr. Cortes en el Circulo Ecuestre, y no ha sido fortuito ni producto de un despiste. Ha sido un acto absolutamente deliberado, resultado de la esperanza de activar en tod@s aquellos que me leen, la consciencia de luchar contra el cáncer de mama más allá de la semana oficial de lucha contra el cáncer y con la intención de otorgarle a esa semana, el protagonismo que merece, y activar nuestra atención no tan solo una semana al año.

¿Por que no podemos dedicar nuestros esfuerzos solidarios de manera sostenida y permanente? ¿Acaso no somos el país numero uno en materia de donaciones? 
¿Acaso no os reconocéis como solidarios? ¿Sabéis que mientras que nosotros dedicamos una semana al año hay quienes dedican todo su vida para salvar la nuestra?

Sorprendente la labor que la Fundación FERO lleva a cabo en dar apoyo económico y sustentar las investigaciones que parte del equipo del Hospital Vall d’Hebron realizan, con varias iniciativas de manera constante. El Objetivo es claro: reducir el número de mujeres que pierden la vida a causa del Cáncer de Mama y  mejorar la calidad de vida de aquellas quienes lo padecen.

La conferencia, asombrosamente sincera, desnuda de protocolos e insultantemente clara, nos dejó un titular que indigna: “El cáncer tiene cura, si puedes pagarlo” Y no quiero sugerir con ello que todos los casos de cáncer acaben trágicamente si uno no tiene un poder adquisitivo determinado, sino, de que prácticamente la totalidad de los casos tendría cura, de no ser por las barreras económicas con las que el estado y los organismo oficiales lo impiden.

Estamos hablando de dinero y no de salud. ¿Triste debate no creéis? Preocupa que haya personas que dedican su vida a encontrar una solución y un camino hacia la curación, y que lo único que nos separa de ello, sea una cuestión económica. Los investigadores han hecho su trabajo, …¿y los políticos? ¿y la sociedad civil? La responsabilidad recae ahora en todos nosotros.

Lo cierto es que el Doctor Cortes habló, como buen médico vocacional que es, de tratamientos y de tipos de cáncer. Pero a mi, lo que más me impactó de su conferencia, no fue eso. Fue precisamente, tomar consciencia de la realidad que nos ocupa en este país con respecto a cómo utilizamos los recursos que tenemos para curar a los enfermos y como, todo esta absolutamente politizado.

¿La realidad?

1 de cada 3 mujeres puede desarrollar un cáncer de pecho. Tal vez sea una de mis amigas, o una hermana, o una prima, …o yo misma! Y ante el riesgo latente de ser la próxima de la lista, sólo intento pensar en cuál podría ser la solución.

Probablemente la solución esté en dar un paso más. Probablemente esté en ayudar a que asociaciones como FERO puedan seguir trabajando en favor de todos nosotros, contribuyendo activamente. Dedícate un minuto a la reflexión.

Le agradezco enormemente al Dtor. Cortes y a FERO el regalo que me ha hecho por segundo año consecutivo, al poder escucharles y saber que, “una puede morir con cáncer pero no de cáncer” que “más del 90% de casos de cáncer se cura” o que “sabemos como curar el cáncer”.

Son declaraciones esperanzadoras que nos hacen sonreír y tratar de desdramatizar la enfermedad, aunque en ese ejercicio de memoria nos reconozcamos habiendo perdido a alguien. Todo esto también va por las que no lo consiguieron. A pesar de ello, deberíamos aprender a no tenerle miedo a esa impronunciable palabra…

La conferencia acaba entre aplausos, y lo cierto es que el Doctor los merece. Al margen de por su conocimiento, incuestionable, por una valentía que hoy en día escasea, y es que, no debe de ser fácil llamar a las cosas por su nombre en según que circunstancias, y él, lo ha hecho con el apoyo de FERO.

Yours, April

Anuncios