Etiquetas

, , , ,

Hola querid@s! Tengo un nuevo descubrimiento!!

Ya hace tiempo que había probado el aceite (Elixir) de Oro Fluido y funciona muy bien. Colomer Group (Revlon) fue la primera que lo lanzó y aunque después muchas otras marcas han lanzado el suyo propio, por experiencia os diré que ninguno como ese.

El otro día, mi peluquero me recomendó que usará la gama completa…es decir, champú, mascarilla y el elixir (yo lo aplico en cantidad mínima y cuando el pelo ya esta seco) y el resultado es bárbaro.

El pelo queda suave, brillante, nutrido y se peina con una facilidad asombrosa. No es mucho mas caro que el resto de champús y mascarillas de gamas profesionales (yo antes utilizaba Absolute Repair de L’Oreal Professional) y lo cierto es que con muy poca cantidad es suficiente por lo que dura muchísimo.

Lo podéis encontrar en Salones de Belleza o en tiendas especializadas de artículos de peluquería.

Para las más curiosas…..os dejo la composición para que sepáis qué lleva exactamente.

Os informaré en breve de otro tratamiento de salón MÁS efectivo todavía. Una absoluta revolución!! El tratamiento de Botox para el cabello! pero para saber vaís a tener que esperar unos días……

Haced caso a April….probarlo y me contáis que tal os ha ido.

Yours, April

Aceite de Argán, proveniente de Marruecos que proporciona ligereza a nuestra melena, y es usado por las mujeres bereberes que originariamente eran y son nómadas del desierto. Tal vez debido a este clima absolutamente cálido y árido, el aceite de Argán (Argania Espinosa) contiene Vitamina E y aceites grasos fundamentales para una potente hidratación y el fortalecimiento de nuestro cuero cabelludo.

Aceite de lino, proveniente de la Antigua Fenicia, conocido por su capacidad de otorgarle a nuestro pelo brillo inmediato y espectacular, como esas melenas de la mujer árabe tan sanas y brillosas en negro azabache. Ha sido usado por egipcios, hebreos además de los fenicios por este motivo durante décadas. Se extrae de las semillas del lino y lo que hace es cerrar o sellar, suavizando la cutícula.

Aceite de Cípero, es el último de estos componentes naturales y casi mágicos. Cleopatra lo usaba para conseguir un cabello resplandeciente de luminosidad y suave como terciopelo, al tacto. Como el de aceite de Argán tiene un alto contenido en ácidos grasos, insaturados, además de tocoferoles que protegen de los radicales libres y dan volumen. El envase o su diseño recuerda a el origen de sus componentes, puesto que es frasco de cristal con decoración inspirada en el Oriente.

Anuncios